Vida, justicia y paz

Historia

A raíz del asesinato de Yolanda Cerón en septiembre de 2001, quedó el aprendizaje que el trabajo de derechos humanos se debía hacer por un grupo de personas de distintas experiencias. En la primera reunión participaron: Luis Felipe Florez, Gabi May, Luis Fernando Botero y Monseñor Gustavo Girón Higuita y tomaron la decisión de formar una Comisión de Vida y Justicia. El 1 de abril de 2002 se instaló esta Comisión con el fin de estar en los distintos hechos de violaciones a los derechos humanos y para comprometerse como iglesia en la visibilizacion a nivel local, regional, nacional e internacional.

Además para organizar un trabajo de prevención, acompañamiento y apoyo en situaciones de conflicto. El primer acto público en memoria de Yolanda Ceròn organizado por esta Comisión fue la instalación de dos placas en la fachada de la iglesia Nuestra Señora de la Merced. Este acto se hizo alrededor del medio día con la participación de dirigentes del Consejo Comunitario ACAPA, sacerdotes, religiosas, familiares de Yolanda Cerón y otras personas. A partir del año 2003 se empezó a hacer memoria de otras víctimas integrando distintos  actos culturales. En el año 2005 se hizo una misa en memoria de las víctimas en la iglesia La Merced, se leyeron los nombres de más de 120 víctimas y  por cada nombre se encendió una vela en el atrio del altar en medio del silencio de la gente durante el tiempo del acto.